Soul Reconnect – Coaching para pacientes de cáncer

La importancia de nuestras bases seguras frente al reto del cáncer

¿Quién no ha visto la imagen de un niño o una niña al que un adulto enseña a andar en bici? Mientras le sostiene la bici, le va dando apoyo, diciéndole lo bien que lo está haciendo y animándole a ir un poco más. Si el pequeño tiene miedo, el adulto le dice algo así como. “tú puedes hacer esto; no te preocupes”, acompañado de “estoy aquí para ti”. O “podemos hacerlo juntos”.

Qué es una base segura

¿Recuerdas una situación en que sentiste que alguien te cuidaba de esa manera, ofreciéndote protección y a la vez la confianza y el valor para ir un paso más allá?

Fue John Bowlby quien en 1988 acuñó el término base segura, relacionándolo con la teoría del apego. Autores como Kohlriesher y Goldsworthy continuaron explorando este concepto e integrándolo en las teorías sobre liderazgo, como elemento fundamental en la construcción de un buen líder.

En su libro “Care to DareKohlriesher, Goldsworthy y Coombe definen una base segura como una persona, lugar, objetivo u objeto que proporciona una sensación de protección, seguridad y cuidado y es fuente de inspiración y energía para atreverse, explorar, arriesgar y afrontar retos.

Nuestras primeras bases seguras suelen ser nuestros padres, que están ahí para nosotros y nos acompañan en nuestro desarrollo desde que nacemos. Después, a lo largo de nuestra vida, vamos añadiendo bases seguras, que pueden ser profesores, lugares que nos gustan, actividades…

Tal vez te estás preguntando: y ¿qué tiene que ver eso con cómo vivo yo una situación límite como el cáncer u otra enfermedad?

Tal vez te estás preguntando: y ¿qué tiene que ver eso con cómo vivo yo una situación límite como el cáncer u otra enfermedad? Bastante tengo como para ponerme a analizar mi niñez o mi entorno.

Cómo nos ayudan las bases seguras

Pues bien, las bases seguras son fundamentales en nuestra vida en todo momento, no sólo en la niñez. Si nos remontamos a esa etapa inicial para explicarlas es porque ya desde entonces tendrán un impacto en cómo somos y cómo interactuamos con el mundo. También con la enfermedad.

De nosotros, como individuos, no se espera que seamos capaces de hacerlo todo solos, sino en comunidad.

En nuestra vida adulta, nuestras bases seguras nos dan la protección y seguridad que necesitamos en distintos ámbitos. De nosotros, como individuos, no se espera que seamos capaces de hacerlo todo solos, sino en comunidad. Algo tan obvio como esto se nos olvida muy a menudo, y nos ponemos el mundo por montera para afrontar las situaciones difíciles sin ayuda.

Necesitamos bases seguras para recargar baterías, para confiar en nosotros mismos y atrevernos a dar ese salto que si no, no daríamos; para sentirnos bien y a gusto. Cada una de ellas cubrirá unas necesidades específicas. Juntas, forman nuestro universo de bases seguras, nuestro colchón/trampolín para salir ahí fuera cada día y ofrecer lo mejor de nosotros mismos.

favicon-512x512

¿Te gustaría comenzar un proceso de coaching?

Desde Soul Reconnect podemos ayudarte.

Nuestras bases seguras durante el cáncer

Si algo necesitamos durante una situación extrema como es una enfermedad, son bases seguras a nuestro alrededor. Personas, lugares, actividades u objetos incluso que nos ayuden a transitar por este momento de nuestra vida de la mejor manera posible, sabiendo que podemos con esto y sintiéndonos capaces de acudir a nuestras bases seguras cuando nos haga falta.

Si algo necesitamos durante una situación extrema como es una enfermedad, son bases seguras a nuestro alrededor.

Podemos plantearnos la vivencia de nuestro cáncer de muchas maneras. Depende de nosotros elegir si queremos vivirlo desde la soledad, el secreto, la ansiedad, la comunidad, la tristeza, la lucha o la alegría. Algunas personas lo ven como una batalla; otras como una etapa a superar, otras incluso como una oportunidad para profundizar en aspectos de ellas mismas o dedicarse un tiempo que si no, no se dedican. Hay tantas perspectivas y vivencias como personas.

Los seres humanos tenemos la capacidad de elegir. Esta premisa es uno de los pilares del coaching.

Los seres humanos tenemos la capacidad de elegir. Esta premisa es uno de los pilares del coaching.
A partir de un diagnóstico de cáncer, nos corresponde a nosotros plantearnos cómo queremos encajar este golpe en nuestra vida y seguir adelante, de forma consciente. No tiene por qué ser el cáncer quien nos lleve, sino que podemos tomar las riendas de la situación y hacerlo nosotros.

Una vez definido cómo queremos abordar esta etapa, pasamos a ver qué necesitamos. Ahí entran en juego nuestras bases seguras.

¿Cuáles son tus bases seguras?

Mira a tu alrededor… Vuelve a leer la definición de base segura y escribe en un papel las bases seguras que tienes presentes hoy por hoy en tu vida. ¿Cómo te ayudan? ¿Qué te aportan?

Puede que te estés dando cuenta de que necesitas más, que no tienes suficientes. Si es así, enhorabuena. ¡Gran descubrimiento! ¿Qué nuevas bases de seguridad te gustaría tener, o crear? Tal vez quieres reconectar con personas que fueron importantes en tu vida y el tiempo, la distancia o las circunstancias ha ido alejando de ti.

Puede que te estés dando cuenta de que no tienes suficientes bases seguras. Si es así, enhorabuena. ¡Gran descubrimiento!

Te invito a que diseñes un plan de acción para expandir tus bases seguras. Todos las necesitamos, con o sin cáncer, con o sin crisis. ¿Qué estás dispuesto a hacer para añadir bases seguras a tu vida?

Llegados a este punto, inevitablemente aparece en nuestra mente otra pregunta… ¿para quién somos bases seguras? Esa es otra ventana de exploración que podemos realizar otro día.

 

Si te gusta lo que lees y estás interesado en comenzar un proceso de coaching ponte en contacto con nosotros. 

Las ideas expresadas en este blog son de su autora, coach profesional y en su día paciente de cáncer de mama. Se basan en su experiencia y su formación. Sus opiniones en ningún momento pretenden reemplazar el diagnóstico y tratamiento propuesto por el equipo médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *