Soul Reconnect – Coaching para pacientes de cáncer

diagnostico de cancer empresas

Más del 50% de las personas con diagnóstico de cáncer tiene miedo de perder su empleo

Sorprende leer que más del 50% de las personas que reciben un diagnóstico de cáncer tiene miedo de perder el empleo. Y me pregunto cómo se sentirán esas personas a las que a la angustia de tener que afrontar una situación como una enfermedad grave se le añade además el miedo a quedarse sin su puesto de trabajo. 

Arthur Saudon, CEO del grupo Publicis, recibió en mayo de 2022 un diagnóstico de cáncer. Decidió hacerlo público en su empresa por medio de una comunicación interna. Su sorpresa fue enorme al descubrir la cantidad de respuestas recibidas, en que otras personas afectadas también por el cáncer simpatizaban con él y compartían sus miedos.

La compañía puso en marcha un estudio y después una campaña que se ha presentado en la reunión anual del World Economic Forum de Davos 2023. Su objetivo: desestigmatizar el cáncer en la empresa. 

Publicis lidera una fundación centrada en dar a conocer el miedo que sienten los pacientes ante si situación laboral. Este organismo de nueva creación busca además que las empresas se adhieran a su movimiento #workingwithcancer y pongan en marcha para su personal medidas que les aseguren el apoyo que necesitan en momentos tan difíciles.

Leyendo las entrevistas a Saudon, una de ellas me llama la atención, aquella en la que dice: “Cuando oyes esas dos palabras, tienes cáncer, pierdes la confianza. Tanto si eres un alto ejecutivo de una empresa como un trabajador en una fábrica, sientes lo mismo. La pregunta es, cómo recuperar tu confianza?”

Efectivamente, uno de los grandes retos a los que se enfrenta una persona con cáncer es la de la pérdida de confianza y autoestima. Por un lado, debido en sí mismo al diagnóstico, como explica Saudon. Por otro, porque los tratamientos son muy fuertes, y minan nuestro cuerpo y nuestra mente. Tras las sesiones de quimioterapia nuestro físico no responde como antes, estamos cansados, la cabeza tampoco funciona igual y lo que antes nos parecía sencillo y cotidiano puede convertirse en una cima inalcanzable. 

favicon-512x512

¿Te gustaría realizar un proceso de coaching ante un cáncer?

Desde Soul Reconnect podemos ayudarte.

¿Cómo recuperar, por tanto, la confianza?

Pensemos en una situación de la vida en que nos sintamos inseguros. Puede ser cualquier momento, relacionado o no con una enfermedad. ¿Qué nos ayuda en ese momento a sentirnos mejor?

A unas personas les ayudará informarse bien; a otras organizarse y planificar; a otras, confiar en la vida. Cualquiera de estas medidas puede ser una gran ayuda que ayude a calmar la ansiedad. Ahora, si lo que nos cuestionamos es la pérdida de nuestro trabajo y vivimos la situación con incertidumbre y ansiedad, además es necesario volver a las raíces, a nosotros mismos, a nuestro centro, y trabajar desde ahí en nuestro desarrollo personal. 

Recuperando el tema, ante un diagnóstico de cáncer, es habitual escuchar a pacientes explicar cómo los expertos que les acompañan insisten en centrarse en el cáncer como tema a trabajar. Discrepo totalmente de esta aproximación. En el centro no está el cáncer, estamos nosotros. SIEMPRE. Porque hoy es un cáncer, mañana es un fallecimiento, pasado mañana es la pérdida de un empleo o de una pareja. La vida está llena de situaciones difíciles. Saber mantenernos en el centro, llevando el timón del barco, es clave para conservar la seguridad.

En el centro no está el cáncer, estamos nosotros

¿Te imaginas cómo sería ir en un coche en el que permites conducir en cada momento al pasajero que parece más fuerte y lo pide con más ganas? Tu vida es tu coche. ¿Vas a dejar que cualquiera se siente al volante y decida cómo quiere conducir y a dónde quiere llevarte, sin ni siquiera dejarte opinar?

Depende de nosotros como personas sobreponernos a esas situaciones trabajando nuestra actitud para lograr ir siempre al volante, llevando el coche por donde queramos. A veces conduciremos de mejor humor, felices de la vida, y otras estaremos más tristes, más cansados, incluso dudosos de si estamos yendo por el camino que queremos. Incluso podemos llegar a pensar que es mejor dejar que conduzca el otro pasajero, ese que suele ir a nuestro lado, el miedo… porque sabe más.

Depende de nosotros como personas sobreponernos a esas situaciones trabajando nuestra actitud para lograr ir siempre al volante, llevando el coche por donde queramos.

Sentir que no podemos o que no queremos en ese momento sonreír o estar felices es normal. Estar al volante no quiere decir estar dando gracias por lo que nos ha pasado, ni ponernos el disfraz de super-woman o super-man. Seguimos siendo seres vulnerables que probablemente más que nunca necesitan palabras de ánimo y de apoyo. No hace falta ir solos en el coche o hacer ver que esto no es nada y que podemos con todo.

Ir al volante supone tomar conciencia de nuestras capacidades, de nuestros deseos y utilizar nuestros recursos para alinearnos con eso que queremos. Desde la compasión, desde el amor hacia nosotros mismos, desde la aceptación.

Si formas parte de ese 50% y temes perder tu puesto de trabajo, te invito a tomar el control ante el miedo y preguntarte, ¿Qué parte de ese escenario que te imaginas es inventado y qué parte es real? ¿Qué puedes hacer al respecto? Y si no puedes hacer nada, ¿dónde quieres que ese coche se siente al volante?

En el vídeo de la campaña #workingwithcancer aparece un profesional joven que piensa: “tengo más miedo de perder mi trabajo que la vida”. Y me pregunto, ¿Qué tipo de acción de desarrollo personal necesita esa persona para dejar de darle tanto poder a su miedo?

Si en algún momento te ves en una situación como las descritas en este post y quieres trabajar para sentarte en el asiento del conductor y decidir desde ahí cómo quieres vivir esta experiencia, ponte en contacto con nosotros. 

Si te gusta lo que lees y estás interesado en comenzar un proceso de coaching ponte en contacto con nosotros. 

Las ideas expresadas en este blog son de su autora, coach profesional y en su día paciente de cáncer de mama. Se basan en su experiencia y su formación. Sus opiniones en ningún momento pretenden reemplazar el diagnóstico y tratamiento propuesto por el equipo médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *