Soul Reconnect – Coaching para pacientes de cáncer

motivacion laboral en empleados con cancer

6 consejos de motivación laboral en empleados con cáncer

Todos los líderes se preguntan en algún momento cómo motivar a sus empleados. Existen multitud de libros y cursos que tratan el tema desde distintas perspectivas. Toda esa literatura profundiza en la motivación laboral, en las estrategias para conseguir que las personas y los equipos se sientan con ganas de trabajar y dar lo mejor de sí cuando realizan su actividad profesional.

¿Con qué estrategias contamos? ¿Qué podemos hacer para contar en nuestra plantilla con trabajadores motivados?

La importancia de la motivación laboral

Partimos de la premisa de que una persona que está contenta en su trabajo rinde más. Un empleado feliz trabaja mejor, de forma más eficaz y además creando un ambiente más agradable en su entorno.

Algunos de los factores para que nuestros equipos se sientan así los encontramos en ellos mismos. A las personas les gusta sentirse vistas, aceptadas por quienes son, valoradas y queridas.

A las personas les gusta sentirse vistas, aceptadas por quienes son, valoradas y queridas.

Para crear un ambiente en que el empleado se sienta así, hace falta construir un entorno seguro, que permita a las personas expresarse con libertad. Sin miedo a dar una opinión contraria a la esperada, sin miedo a fracasar o equivocarse, sino al contrario. Con el soporte de una estructura que permite la exploración e incluso el riesgo a la hora de tomar según qué decisiones. En este post te explicamos los pilares fundamentales para crear un entorno de trabajo saludable.

La motivación laboral ante un caso de cáncer

Cuando en nuestro entorno profesional se da un caso de cáncer, la situación de partida se puede complicar. El estado de ánimo general puede verse afectado.

Algunas personas notarán la falta del ausente por baja; otras se preguntarán cómo ha podido ocurrir; y otras, tal vez, se verán a sí mismas atravesando una situación semejante.

Cuando en nuestro entorno profesional se da un caso de cáncer, la situación de partida se puede complicar. El estado de ánimo general puede verse afectado.

Además, la falta del empleado puede implicar una carga de trabajo extra para el resto, lo cual contribuye a crear desánimo y falta de motivación.

favicon-512x512

¿Te gustaría motivar a tus empleados con cáncer en su día a día?

Consulta nuestros servicios para empresas

¿Qué hacer entonces para conseguir la motivación laboral de tus empleados?

A continuación, te proponemos algunas ideas para que la motivación de tu equipo de trabajo no decaiga ante un diagnóstico de cáncer en la empresa.

1. Cuida a la persona diagnosticada

Una persona que recibe una noticia de este calibre necesita sentirse cómoda y comprendida. En esos momentos, se agradecen palabras de apoyo (huyendo, por favor, de los tonos condescendientes o de las palabras de pena).

En este sentido, cuidar consiste en dejar espacio al otro, sin ponerle en la posición de víctima (nada de decirle “pobrecito”, porque no lo es) y sin ponerle presión diciéndole lo que se espera de él.

Es momento de ver a la persona como ese gran individuo que es, lleno de recursos y capacidades, desde la certeza de que todo irá bien.

2. Cuida la motivación laboral del equipo

Ayúdales a hablar acerca del tema, de cómo se sienten y cómo les afecta la ausencia del compañero. Pregúntales qué necesitan, tanto desde un punto de vista práctico como desde un punto de vista emocional.

A menudo, un caso de cáncer cercano desencadena en las personas el recuerdo de una vivencia previa y más directa, que puede resultar dolorosa. Por eso, puede ocurrir que alguien se vea mucho más afectado de lo que a priori podría esperarse.

A menudo, un caso de cáncer cercano desencadena en las personas el recuerdo de una vivencia previa y más directa, que puede resultar dolorosa.

Si eso pasa, de nuevo, crear un espacio seguro en el que la persona sienta que no la juzgan sino que esas emociones son bienvenidas es clave para poder superar la situación.

3. Normaliza la enfermedad

Recordemos que, según el estudio “Las cifras de cáncer en España” de la Sociedad Española de Oncología Médica, uno de cada dos hombres y una de cada 3 mujeres, recibirán un diagnóstico de cáncer en algún momento de su vida.

Es algo habitual que todos como sociedad necesitamos aceptar como parte de la vida, de nuestro día a día.

4. Celebra los avances

Ahora más que nunca tus equipos necesitan que hables con ellos y reconozcas sus logros. Logro en cuanto al esfuerzo que están realizando, logro en cuanto a los resultados, logro en cuanto al compromiso con la empresa.

Plantéate que tal vez es más importante construir personas sólidas, seguras y capaces que centrarte en la cuenta final de resultados.

Plantéate que tal vez es más importante construir personas sólidas, seguras y capaces que centrarte en la cuenta final de resultados. Cada nuevo día puede ser para ellos mucho más desafiante de lo que era antes. Eso merece una palabra de aliento.

5. Mantén tu puerta abierta

Muestra claramente tu disponibilidad y cercanía con el equipo. Además de la puerta del despacho, tu puerta es ese acceso a tu parte más vulnerable. Tal vez también resulta difícil para ti, como líder, sostener una situación así.

Deja que la comunicación bidireccional entre los empleados surja y te incluya. Mostrarte humano transmitirá a tus empleados empatía y cercanía, fundamentales para mantener ese entorno seguro que hemos mencionado con anterioridad.

6. Realiza pequeñas acciones con significado

En la línea con las celebraciones, situaciones como la del cáncer en uno de tus empleados ponen de manifiesto la necesidad de los pequeños gestos para crear y mantener un vínculo fuerte.

Puedes, por ejemplo, enviar unas flores a la persona diagnosticada con una tarjeta inspiradora. También puedes tener un gesto con el resto del equipo, ya sea para reconocer su trabajo o para demostrarles que estás ahí, con ellos.

Con o sin cáncer, nuestro talento necesita que estemos ahí para ellos, presentes e igualmente motivados. ¿Cómo podemos, si no, motivar a los demás?

En esta línea, antes de poner en práctica cada uno de estos consejos, te animo a que te detengas dos segundos y te observes. ¿Cómo te afecta a ti esta situación? ¿Qué necesitas? ¿Quién te puede ayudar y cómo vas a pedir esa ayuda?

Las ideas expresadas en este blog son de su autora, coach profesional y en su día paciente de cáncer de mama. Se basan en su experiencia y su formación. Sus opiniones en ningún momento pretenden reemplazar el diagnóstico y tratamiento propuesto por el equipo médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *