Soul Reconnect – Coaching para pacientes de cáncer

Cómo contar a tus hijos que tienes cáncer - Soul Reconnect

¿Cómo contar a tus hijos que tienes cáncer?

Si algo nos preocupa normalmente cuando nos enfrentamos a un diagnóstico como el del cáncer de mama, es la forma de comunicárselo a las personas que queremos y cómo hacer que sufran lo menos posible. Y si ya en sí comunicar el diagnóstico es difícil, ¿cómo decirle a un niño que su mamá tiene cáncer?

Algo muy importante ante esta pregunta es comprender que lo más importante es que los niños vean que te sientes cómoda y eres auténtica al explicar lo que te está pasando. Es decir, que de nada sirve que te leas todos los trucos o fórmulas del mundo si crees que con tus hijos eso no funcionará.

Escúchate, escúchales y confía en lo que te dicta tu intuición a la hora de comenzar una conversación como esta.

Escúchate, escúchales y confía en lo que te dicta tu intuición a la hora de comenzar una conversación como esta.

Prepara, además, las respuestas a las preguntas que te puedan hacer. Te sentirás más segura. ¿Qué te gustaría saber a ti si fueras una niña y te contaran que tu madre está malita?

¿Qué es el cáncer? Explicación para niños

Explicar lo que es el cáncer puede ser tan detallado como quieras, y dependerá de la personalidad de cada pequeño. Algunos y algunas pueden necesitar muchos detalles científicos y racionales para entender realmente el proceso. Otros pueden necesitar reafirmarse en el sentimiento de que todo irá bien.

Lo primordial es saber dialogar acerca del cáncer de mama y poder escuchar los miedos e inquietudes que puedan surgir en nuestros hijos.

En este blog hablamos de la importancia de reconectar con nosotras mismas y empoderarnos para ser capaces de elegir qué poder queremos que tenga el cáncer en nuestra vida. De la misma manera, la forma en que les hablamos a los niños acerca del cáncer definirá su forma de entenderlo.

El impacto de la quimioterapia en tus hijos

El impacto de la quimioterapia y sus efectos secundarios puede ser lo más perturbador para ellos, porque es lo más visible. La caída del pelo, el cansancio físico y emocional, son aspectos que ellos notan mucho. Verte triste puede ponerles triste. En cambio, verte contenta les animará. Eres su espejo.

Qué es el cáncer explicación para niños - Soul Reconnect

Explicar que el tratamiento que te están dando es el principio de la recuperación puede ser un buen camino de entrada para abrir la conversación, desde el optimismo. A partir de ahí, estar abierta a conversar acerca de sus miedos, su malestar emocional y normalizarlo, puede ayudarles a sobrellevar la situación.

Normalizar un sentimiento, una situación, una experiencia, quiere decir “quitarle hierro”. Puede hacerse de muchas maneras. Por ejemplo, diciendo: “es normal que te sientas triste…”; “el cáncer de mama es algo habitual y las mujeres se recuperan”… “es normal que no lo entiendas”… “es normal que yo esté cansada a veces… no pasa nada y me recuperaré.

¿Qué espacio quieres que ocupe el cáncer en la relación con tus hijos?

Antes de dar la noticia, te animamos a que te plantees cómo quieres que te traten en tu entorno familiar. Si quieres que la vida siga manteniendo una rutina lo más parecida posible a la que tenías antes del cáncer, entonces adapta el mensaje que vas a transmitir a eso que buscas y deseas obtener.

Si prefieres dedicarte a ti misma durante el tratamiento y concederte el tiempo que tal vez no te has concedido en años, házselo saber a los pequeños. Puedes decirles que tal vez mamá se dedicará a cuidarse un poco porque su cuerpo se lo está pidiendo y no tendrá tanto tiempo como antes para ellos durante unos meses.

No hay buena o mala explicación, sino aquella que nazca de ti y que sea acorde con el entorno que deseas construir en tu familia.

No hay buena o mala explicación, sino aquella que nazca de ti y que sea acorde con el entorno que deseas construir en tu familia.

¿Cómo lo viven los niños?

Una vez abierta la conversación, si tus hijos son pequeños, puedes pedirles que hagan dibujos para expresar cómo se sienten, y que después te los expliquen. Así sabrás cómo están viviendo esta fase.

En el colegio, los profesores te pueden ayudar, observando si su conducta cambia y comunicándotelo. Puede que los niños necesiten explicárselo a sus amigos, y una herramienta útil para ello es ensayar con ellos en casa, ayudándoles a encontrar las palabras.

Es normal que tengan miedo; es normal que estén tristes, que hagan preguntas… Otros niños pueden decirles cosas en el cole y hacer una interpretación que oyen de sus padres. Por eso es importante que seáis vosotros, desde el entorno familiar, quienes vayáis por delante atendiendo a sus preguntas y sus necesidades emocionales.

Las necesidades emocionales de tus hijos frente al cáncer

Estar abiertos, observar, escuchar y ser curiosa cada día, preguntándoles cómo se sienten conservando a la vez la normalidad y el optimismo les ayudará a integrar el cáncer como una etapa más.

La pandemia ha acostumbrado a nuestros niños a enfrentarse a situaciones de salud difíciles e incomprensibles para ellos. Son resilientes, se adaptan y están llenos de recursos. Lo que necesitan sobre todo es que les acompañemos en su proceso.

La pandemia ha acostumbrado a nuestros niños a enfrentarse a situaciones de salud difíciles e incomprensibles para ellos. Son resilientes, se adaptan y están llenos de recursos. Lo que necesitan sobre todo es que les acompañemos en su proceso. Son personitas, por tanto, no podemos dictar nosotros la forma en que queremos que vivan la experiencia, sino estar ahí para cuando nos necesiten.

A su vez, ellos pueden estar ahí para cuando tú los necesites. No tienes que hacer el camino sola, sobreprotegiendo a las personas de tu entorno a las que quieres. Sentirse útiles también puede ayudarles a aceptar este momento, porque además verán que colaboran a que te sientas mejor.

Así que, recuerda pensar en ti además de pensar en ellos. ¿Qué ambiente quieres crear en el entorno familiar? ¿Cómo quieres que lo vivan tus hijos? ¿Qué quieres que aprendan de esta experiencia? Encontrar las respuestas a estas preguntas te puede ayudar a diseñar la conversación con tus hijos que tanto ellos como tú necesitáis tener.

Las ideas expresadas en este blog son de su autora, coach profesional y en su día paciente de cáncer de mama. Se basan en su experiencia y su formación. Sus opiniones en ningún momento pretenden reemplazar el diagnóstico y tratamiento propuesto por el equipo médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *