Soul Reconnect – Coaching para pacientes de cáncer de mama

ser madre después de un cáncer de mama

Ser madre después de un cáncer de mama

Todos conocemos a alguna mujer que ha tenido cáncer de mama, con la posibilidad de que sea madre. Todos conocemos también a varias que lo desarrollarán en un futuro. El cáncer de mama afecta a una de cada ocho mujeres1. De ellas, un 20% tiene menos de 45 años.

Cada vez es más frecuente que las mujeres diagnosticadas con un cáncer de mama tengan planes de crear una familia. Puede que hayan sido madres y quieran tener otro hijo. Puede que busquen su primer bebé, que estén embarazadas en ese momento, o puede incluso que ni siquiera se hayan planteado la maternidad, dada su juventud.

MADRES CON CÁNCER

Todas las mujeres que hemos vivido una situación así, hemos visto cómo las preguntas se amontonaban en nuestras cabezas generando un estrés difícil de gestionar, y difícil de comprender cuando se observa la situación desde fuera:

¿Podré quedarme embarazada después de la quimioterapia?

¿Es seguro un embarazo durante una quimioterapia?

¿Y una vez finalizado el tratamiento de quimioterapia?

¿Cuándo puedo comenzar a buscar un embarazo? ¿Puedo interrumpir el tamoxifeno?  

¿Estaré aumentando mis probabilidades de sufrir una recaída si busco un embarazo?

Vamos a ir abordándolas poco a poco, a lo largo de este artículo.

¿PUEDO SER MADRE DESPUÉS DE LA QUIMIOTERAPIA?

La primera pregunta es muy fácil de responder. Aunque la quimioterapia ataca y elimina gran parte de nuestros ovocitos, sí, es posible un embarazo después de una quimioterapia.

Puede que necesitemos la ayuda de un tratamiento de fertilidad, o incluso de una donante que nos ceda sus óvulos. Si no tenemos pareja o no nos interesa demasiado la carga genética de nuestro bebé, podemos también optar a la donación de embriones, más sencilla y económica.

Tanto la ovodonación como la donación de embriones pueden ser experiencias emocionalmente duras, porque conllevan una renuncia, ya que no podremos transmitir nuestros genes al bebé. Existe además el miedo a no sentir a ese niño como propio, a quererle menos.

Mi experiencia como coach y como presidenta de Baby Beatles, organización sin ánimo de lucro que ayuda a mujeres a ser madres tras un cáncer de mama, me demuestra que en cuanto el proceso se pone en marcha y las madres comienzan a sentir a su hijo, superan esos miedos al instante. Y sienten que el bebé es plenamente suyo.

¿ES SEGURO EL EMBARAZO DURANTE LA QUIMIOTERAPIA?

Para responder a esta segunda pregunta, los datos nos avalan. El doctor Octavi Córdoba demostró a través de su tesis (diciembre 2013), que el embarazo durante el tratamiento de cáncer de mama es perfectamente viable2.  La quimioterapia no atraviesa la barrera placentaria, por tanto, el feto crecerá sano. Evidentemente, durante su proceso estas pacientes se someten a muchos más controles que una embarazada de bajo riesgo.

¿Y CUANDO TERMINE LA QUIMIOTERAPIA?

Retomando las conclusiones de la tesis del doctor Córdoba, el embarazo posterior al cáncer de mama no sólo no empeora el pronóstico, sino que además puede tener un efecto protector. Por tanto, un embarazo tras un cáncer es seguro e incluso beneficioso porque puede evitar recaídas.

¿CUÁNDO PUEDO SER MADRE DESPUÉS DEL CÁNCER?

La cuestión muchas veces no es tanto si puedo o no quedarme embarazada, sino cuándo. ¿A partir de qué momento me puedo quedar embarazada, tras el diagnóstico de cáncer de mama?

La cuestión muchas veces no es tanto si puedo o no quedarme embarazada, sino cuándo.

Para poder buscar un embarazo de forma segura, necesitamos cubrir varias fases:

Lo primero y fundamental es estar seguros de que la mujer que desea este embarazo está libre de cáncer.

Después, se verá en qué etapa del tratamiento se encuentra. Se recomienda que transcurran al menos seis meses (mejor un año) tras finalizar la quimioterapia/radioterapia para buscar un embarazo, porque así se da tiempo al cuerpo a que haga una limpieza de toda la medicación y se recupere.

Si la paciente está tratándose con terapia hormonal (tamoxifeno), existe la posibilidad de interrumpir el tratamiento para buscar un embarazo. Cabe decir que los oncólogos tienen aproximaciones encontradas a este respecto. Si bien por un lado hay una corriente de apoyo a la maternidad tras un cáncer, otra más conservadora prefiere evitarlo.

El estudio POSITIVE, es un proyecto a nivel internacional, en el que participan hospitales de todo el mundo, que realiza seguimiento a mujeres jóvenes que quieran interrumpir la terapia hormonal para quedarse embarazadas3. El objetivo final es comprobar si realmente esta opción es segura.

La iniciativa del POSITIVE es, en sí misma, un gran paso hacia la normalización de la maternidad tras un cáncer de mama. El hecho de que tanto científicos se hayan puesto de acuerdo para investigar un tema como este es prueba suficiente de que la sociedad avanza en esta dirección.

ENCONTRAR LA RESPUESTA A SER MADRE

Por tanto, retomando la pregunta inicial que da título a este artículo: ¿Me atrevo? La respuesta sólo la puedes encontrar tú.

Si bien los datos científicos y las conversaciones con tu oncólogo pueden orientarte, son tus deseos vitales los que están en juego. La decisión es demasiado importante como para dejarla en manos de otras personas.

La respuesta sólo la puedes encontrar tú.

Como ya sabes si nos lees habitualmente, en Soul Reconnect siempre hablamos de la importancia de tomar conciencia de las situaciones y de nuestros miedos y deseos para, a partir de ahí, poder elegir. Tienes la fuerza emocional y la capacidad para hacerlo, no lo dudes. Lo que pasa es que a veces le damos demasiado poder a nuestros propios miedos y dejamos que sean ellos los que tomen las riendas de una vida que nos pertenece.

Habla con quien necesites, sopesa las opciones, siente y escucha cuáles son tus necesidades y valora qué elección deseas a hacer, qué consecuencias estarías dispuesta a aceptar en base a esa elección y cuáles te superan. Elijas lo que elijas, la decisión estará bien tomada, porque será aquello que tú buscas de verdad.

Tienes la fuerza emocional y la capacidad para hacerlo, no lo dudes.

Recuerda que tú eres tu mejor maestra y guía. A veces nos olvidamos, es normal. El coaching es una buena forma de reconectar con nosotras mismas y volver a aprender a escucharnos.

Las ideas expresadas en este blog son de su autora, coach profesional y en su día paciente de cáncer de mama. Sus opiniones en ningún momento pretenden reemplazar la opinión y diagnóstico de un profesional de la medicina.

Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Sobre el Cáncer. Incidencia. https://www.aecc.es/SobreElCancer/CancerPorLocalizacion/CancerMama/Paginas/incidencia.aspx

2 Córdoba, O. “Cáncer de mama y embarazo”, Universitat Autònoma de Barcelona. Departament de Pediatria, d’Obstetrícia i Ginecologia i de Medicina Preventiva, dic 2013.  http://hdl.handle.net/10803/129152

3 Who are the women who enrolled in the POSITIVE trial: A global study to support young hormone receptor positive breast cancer survivors desiring pregnancy. The Breast, Volume 59, 2021, Pages 327-338, ISSN 0960-9776. https://doi.org/10.1016/j.breast.2021.07.021

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.